Ayer día 4 de noviembre fuimos citados al ORECLA por una convocatoria de huelga en Enseñanza Concertada para los días 11 y 18 por el sindicato UGT. A todo esto decir que la convocatoria se formula fuera de plazo y sin notificación a las patronales ni sindicatos ¿Estamos locos o qué? La Administración, como era de esperar, ni se presentó a tal evento.

Mientras, y casi a la misma hora, la Junta de Personal con los sindicatos CCOO y UGT, de entre ellos, reivindican que el dinero que ha recibido Cantabria del Estado (Fondo Covid) se emplee en su totalidad en la red de centros públicos de Cantabria. ¿Y sus compañeros de Enseñanza Concertada que dicen? ¿Se puede jugar a nadar y guardar la ropa de esta manera? No se puede ser más trilero que estos dos sindicatos.

Los liberados de UGT en concertada tienen que dar las explicaciones pertinentes a sus delegad@s en los colegios (si es que pueden, que complicado lo tienen) a esta sugerencia que exponen sus compañeros del mismo sindicato en Enseñanza Pública y hacerles una pregunta bien directa ¿Vais a defender nuestros intereses o vais a esconder la cara acusando a las diferentes patronales que sustentan nuestros puestos de trabajo?. No aceptamos que estéis en misa y repicando. Hablad claro de una vez.

Como ya os dijimos, CCOO no tenía mucho que perder en concertada y hablan de una victoria en la que las decisiones políticas han fundamentado estas idas y venidas de criterios.

Daños colaterales

Se lo jugaron a una carta y el juez consideró que era mejor mantener dichas medidas ya que Sanidad no apoyó esta decisión, y ahora curiosamente Sanidad es la que pide nuestro confinamiento por municipios. Mientras tanto los daños colaterales hemos sido toda la comunidad educativa. Lo que tenemos claro es que os hemos escuchado y hemos obrado en consecuencia. Hemos trasladado a la Consejería el malestar de toda la comunidad educativa que nos habéis hecho llegar en vuestros correos y WhatsApp y esperaremos a que dicha Consejería nos reciba para tratar la reorganización del calendario escolar acontecido en estos días.

El sindicato USO siempre ha opinado que puede existir una convivencia de redes sin necesidad de vilipendiar los derechos de los trabajadores de la Concertada, que al final somos lo mismo. Trabajadores que prestamos un servicio público, obligatorio y necesario a la sociedad y estamos supeditados también a las decisiones de dicha Consejería. También estamos afectados por el mismo calendario escolar, pero tenemos distinto calendario laboral, que es el que firman nuestros representantes con los diferentes centros educativos.

Hay que dar la cara ya

Nuestra voluntad estuvo en la línea siempre de la negociación y de evitar al máximo el malestar causado entre la comunidad educativa, evitando riesgos innecesarios y amparando legalmente los derechos de los trabajadores a los que representamos. Hay quienes prefieren colgarse medallas, aunque sepamos de sobra que ni nos defienden, ni nos representan. Que se posicionen ya y den la cara que ahora tenemos pendiente de aprobación una Ley Educativa que va a dejar a nuestros centros concertados en una muy difícil situación, ya que ataca directo al corazón nuestros derechos como comunidad educativa que somos. Iremos ampliando información sobre la campaña Más Plurales, en defensa de la Enseñanza Concertada en la que está USO y no están ni el “victorioso” CCOO ni el “bipolar” UGT.

Federación de Enseñanza de USO Cantabria