VICTIMAS DE VIOLENCIA DE GÉNERO RECHAZAN LA PROTECCIÓN DE LA POLICÍA LOCAL DE SANTANDER AL HACER EL SEGUIMIENTO CON UNIFORME

897

 

La Jefatura no destina agentes adecuados a la protección de las victimas de violencia de género y provoca la estigmatización pública de las víctimas que protege la policía local de Santander.

 El pasado día 25 de Noviembre, día internacional de la violencia de género,  ha debido pasar inadvertido para el Sr. Castillo, responsable de la Jefatura, a juzgar por las medidas que se toman en la Policia Local de Santander para proteger a las víctimas de violencia de género. Por parte de la Jefatura se han ordenado medidas que atentan gravemente contra la intimidad de una mujer que está siendo objeto de protección en estas fechas por parte de la Policía Local de Santander, ordenando que dicha protección se haga con personal uniformado.

Precisamente eso es lo que pasó en las noches del 27 al 28 y del 28 al 29 de noviembre, cuando desde la jefatura se ordenó que los  policías encargados de la protección de esta persona debieran realizar su labor con el uniforme reglamentario que  visten los agentes de la Policia Local cuando realizan el servicio ordinario, situación carente de toda sensibilidad y empatía con la víctima. El resultado de tan desafortunadas medidas provocó tal malestar en la persona protegida que en alguna ocasión pidió a los agentes que dejasen de protegerla y se marchasen. Las medidas adoptadas por la jefatura tampoco facilitaron el trabajo de los policías, pues la víctima, en un intento por hacer vida normal, salió a dar una vuelta y frecuentó varios establecimientos hosteleros del centro de la ciudad donde tenían que entrar también los agentes para velar por la integridad de la mujer, generándose una situación de alarma social innecesaria allá por donde iban.

Estos hechos atentan contra lo dispuesto por el Observatorio de Violencia Doméstica y de Género, ya que en un informe de 2013 establece que los organismos que se encarguen de la protección de las víctimas de violencia de género deberán tomar las medidas oportunas para evitar su estigmatización.

Los hechos descritos fueron comunicados oficialmente el mismo día 27 de noviembre, y por parte de la Jefatura no se adoptó ninguna medida que evitara que la protección de la víctima la realizaran agentes uniformados. El día 28 se volvió a solicitar al Jefe de la Policía Local, por el conducto reglamentario, que se sensibilice con la situación de esta mujer y organice el servicio con personal sin uniforme, recibiendo una nueva negativa por parte de este funcionario.

Las medidas que impone el Jefe de Policia a sus agentes, tienen como resultado un ataque a la intimidad y dignidad de las víctimas, que es el bien jurídico protegido en este caso, y es una muestra de que este Jefe carece de toda empatía y sensibilidad hacia las víctimas, las cuales se ven obligadas a ir escoltadas por la calles de Santander por agentes que visten el uniforme reglamentario, generando malestar y en definitiva, colaborando poco o nada en generar una sensación de  normalidad y tranquilidad en la vida de las personas que son víctimas de la violencia machista. La ley  permite que los Policías Locales lleven a cabo determinadas funciones sin uniforme y esta puede ser una de ellas.

Además el Cuerpo de la Policia Local de Santander dispone de agentes con la capacidad de realizar el servicio en ropa de calle, o como se denomina en el argot del gremio, dispone de agentes de paisano para realizar el servicio de protección de las víctimas de violencia de género, además, la Policia Local de Santander cuenta con un grupo destinado a la protección de las víctimas de violencia de género, el denominado OPROVIC, los cuales también realizan sus funciones en ropa de calle, sin embargo estos días la protección la han realizado policías uniformados.

El Jefe de la Policia Local de Santander, el Sr. Castillo, es quien determina los miembros que integran las diferentes unidades del cuerpo, asimismo es quien establece los servicios que los agentes realizan en su respectivos destinos y unidades, por lo tanto compete al Jefe del Cuerpo, la responsabilidad de determinar que agentes van realizar los seguimientos, traslados y protección de las víctimas de violencia sobre la mujer.

Desde las sección sindical de USO no entendemos que pudiendo este Jefe dar instrucciones que compatibilicen la protección a las víctimas con el derecho de éstas a tratar de llevar una vida normal no lo haga, lo que para este sindicato se considera una clara falta de sensibilidad con un tema tan grave como es el de la violencia machista. Los hechos descritos dan como resultado un daño irreparable a la imagen del Cuerpo de la Policía Local de Santander, pudiendo provocar, como ya hemos visto, que en buena lógica, las mujeres que sean víctimas de violencia de género, no quieran ser objeto de la protección del Cuerpo de la Policia Local de Santander.

Asimismo cabe destacar que desde  USO ya hemos hecho público en reiteradas ocasiones el daño que la incompetencia del Sr. Castillo causa tanto a los agentes que tiene a su cargo como a los ciudadanos de Santander, cuestión que para más “inri” ya ha sido trasladada al Alcalde y al Concejal de Policía, consintiendo éstos el comportamiento de este Jefe de Policía. Menos fotos de sensibilización hacia este problema como iluminar el día 25 el ayuntamiento con luces moradas y más demostrar su implicación con actos que ayuden a las víctimas a volver a una vida normal, evitando todo acto de estigmatización que, como como ya hemos dicho, ha llegado hasta el extremo de provocar tal malestar en la víctima que ésta ha llegado a solicitar que le quitasen la escolta. Esto es inaceptable.

Sección Sindical USO-Ayto. Santander