Los vigilantes de seguridad privada en Cantabria se han manifestado esta mañana ante la sede la Delegación de Gobierno en Santander para reclamar más seguridad en el desempeño de su labor profesional.

Los manifestantes fueron convocados por USO y el resto de sindicatos del sector. Se desarrolló de 11:00 a 12:00 horas. Según los portavoces sindicales, este sector profesional sufre una media de 30 agresiones anuales. Por ello han reclamado medidas de protección jurídicas y que ello se contemple en la Ley de Seguridad Privada. Una de la s reivindicaciones más importantes es que se considere a este colectivo como agentes de la autoridad. El colectivo en Cantabria sobrepasa el millar de empleados.

El secretario general de la Federación de Trabajadores de Seguridad Privada de Cantabria, Gerardo Prieto, reclamó “más protección tanto jurídica como personal”. Para ello instó a las empresas a que suministren el equipamiento necesario como sprays o chalecos y guantes anticorte. A las instituciones públicas, Prieto solicitó que “protejan de manera más eficaz la labor de este sector profesional clave para la seguridad pública”.