Octubre, un jarro de agua fría para el empleo en Cantabria

838

Aunque en toda la serie histórica octubre se viene comportando como  el peor mes del año en términos de empleo, no deja de ser un jarro de agua fría los datos conocidos del último mes. El empleo en octubre se ha comportado en similares términos a los años duros de la crisis donde el deterioro del empleo se situó entre 5 y 6 puntos. En esta ocasión han sido 2.435 trabajadores más registrados en el Servicio Cántabro de Empleo. El factor estacional está presente tanto en los buenos datos del verano como en el  retraimiento del otoño pero ello por si solo no explica los malos datos de octubre. Estas cifras parecen poner en cuestión la débil recuperación económica que se venía percibiendo en Cantabria en algunos de los parámetros económicos. Todos los sectores   han padecido  un  aumento del paro registrado pero también hay que introducir el factor del crecimiento de la población activa que en el último trimestre  sumó 4.300 trabajadores más, un 1,54%, es decir, aumentó las personas en disposición  a trabajar.

Un dato positivo es el crecimiento de los contratos indefinidos en un 23,65% pero también aumenta la contratación temporal en un 21,84%.

Es evidente que  la recuperación económica es aún muy débil y que se debe aumentar los estímulos a la contratación para consolidar el empleo que se vaya creando. Las medidas económicas que tomen las diferentes  administraciones deben complementarse con la generación de empleo estable que provoque  un aumento del consumo interno. Ese es el camino  sólido para una recuperación y no los contratos basura.​