La EPA evidencia el descenso de la actividad económica en Cantabria

53

La Encuesta de Población Activa (EPA) del  1er trimestre dibuja un retrato de la realidad en la que se ha instalado nuestra región. La inactividad económica, sólo empujada por el turismo estacional, deja un mercado laboral con una  población activa y un número de ocupados muy por debajo de la media del Estado, siendo acusado este descenso en este último trimestre. Ello es un síntoma claro del envejecimiento de la población y del éxodo de jóvenes que buscan una oportunidad en otros mercados.

Por ello, el descenso del número de parados que refleja  la actual EPA, no puede ser valorado como un efecto de una mejora de la economía cántabra. Cada vez menos ciudadanos residentes en nuestra región están buscando empleo, cada vez menos población está ocupada, es decir, una Cantabria más inactiva y subsidiada.

Recomendamos a la Administración regional que se preocupe y ocupe  de analizar su gestión  y de poner freno a la senda de reducción de la tasa de actividad en la que desliza nuestra región. Es necesario  trabajar  en la puesta en marcha  de proyectos  que generen actividad en el sector privado y más concretamente en el industrial, por su efecto de potente dinamizador. El incremento del empleo en el sector público debe ser una consecuencia de una mayor actividad, lo contrario es un error.   No es por tanto una EPA para celebrar.

Datos ofrecidos por Icane

Según los últimos datos publicados por el INE de la Encuesta de Población Activa, el número de parados en Cantabria disminuye en 5.000 personas en el primer trimestre de 2018 respecto al mismo trimestre del año anterior. El número de parados se estima en 33.500 personas aproximadamente, 3.500 personas menos que el trimestre anterior. En términos relativos, el paro baja un 12,91% en Cantabria interanualmente y un 9,46% respecto al trimestre anterior, mientras que en España disminuye un 10,79% interanualmente y aumenta un 0,78% respeto al trimestre anterior.

Respecto al trimestre anterior, los ocupados disminuyen en 1.900 personas, lo que supone un decrecimiento de un 0,82%, frente a la caída del 0,65% en España.

Por tipo de jornada, los ocupados con jornada completa disminuyen respecto al mismo trimestre del año anterior un 2,0%, mientras que los ocupados con jornada parcial aumentan un 15,0%.

Atendiendo a la clasificación por sexo, un 45,7% de los parados son hombres y un 54,3% mujeres. El número de parados disminuye interanualmente un 22,3% en el caso de los hombres y un 3,0% en el de las mujeres.

Hay que tener en cuenta la escasa muestra y alta volatilidad de la agricultura, la industria y la construcción.

Interanualmente, el número de parados disminuye en todos los sectores. En los sectores con mayor número de parados este descenso es del 7,4% en el caso de los parados que buscan primer empleo o han dejado su último empleo hace más de un año y del 6,1% en sector servicios.

Respecto al trimestre anterior, el número de parados disminuye en todos los sectores salvo en la industria, en el que aumenta un 130,4%. En el caso de los parados que buscan primer empleo o han dejado su último empleo hace más de un año decrece un 13,5% y en los servicios un 4,8%.

La tasa de paro de Cantabria se sitúa en 12,46% en el primer trimestre de 2018, frente al

16,74% para España. Esto supone una disminución en Cantabria de 1,61 puntos respecto al mismo trimestre del año anterior y de 1,03 puntos respecto al trimestre anterior.

La tasa de paro en Cantabria para los hombres experimenta una disminución interanual de 2,79 puntos y de 0,31 puntos en el caso de las mujeres. En el total de España la tasa de paro registra una bajada para los hombres de 2,04 puntos y 1,97 puntos para las mujeres.

En este trimestre la tasa de paro juvenil en Cantabria aumenta interanualmente en 4,64 puntos, siendo en el caso de los hombres este incremento de 0,75 puntos, mientras que en el caso de las mujeres es de 8,22 puntos.