Santander entre las ciudades con menor presencia de policía local de España

903

Un estudio de USO revela que la situación de la Policía Local de Santander es muy preocupante.

El sindicato USO ha realizado un estudio sobre la situación de la Policía Local de Santander, centrado en el número de efectivos y su impacto en el desarrollo de su actividad ciudadana. Como consecuencia del mismo, se puede afirmar que la situación del cuerpo es muy preocupante y su efectividad en la encomienda en el  servicio público  está muy comprometida.

La Ley exige que haya, como mínimo, 1,5 policías Locales por cada 1000 habitantes.

Teniendo en cuenta que Santander tiene casi 174.000 habitantes, la Policía Local de Santander debería contar, como mínimo con 261 efectivos.

Santander a día de hoy cuenta con 206 policías, 55 menos del mínimo legal.

Sabemos la respuesta que va a darse desde el Concejal o equipo de Gobierno, que ya se han convocado 19 plazas.

El problema es que desde la última oposición en 2010 no se han cubierto ninguna de las 67 vacantes que se han generado por jubilaciones, fallecimientos y una excedencia.

En 2010 no se cubrieron ninguna de las 18 vacantes generadas. De estas 18 vacantes 14 fueron por promoción interna y el Concejal de Policía, por aquél entonces D. Eduardo Arasti, se comprometió a convocarlas al año siguiente, en 2011. Tal promesa nunca se cumplió.

En 2011 el Cuerpo perdió 8 efectivos.

En 2012 se jubilaron 6 efectivos.

En 2013 el Cuerpo perdió otros 8 efectivos.

En 2014 se jubilaron 8 efectivos.

En 2015 se jubilaron 7 efectivos.

En lo que va de año el Cuerpo ha perdido 11 efectivos y en los próximos 6 meses se jubilarán otros 5 miembros del Cuerpo.

Con las 19 plazas ofertadas casi no se cubre las vacantes generadas sólo en 2016.

Otro gran problema es la mala organización. De los 206 efectivos con que cuenta la Policía Local de Santander, solo 105 trabajan atendiendo los requerimientos ciudadanos en la calle. Otros 101 están en oficinas y de ellos 37 no hacen funciones policiales y son destinados a otros cometidos (concejalías, informática, registro, medios materiales, recursos humanos, OPROVIC, CCS, etc.). No queremos que a estos agentes se les quite de sus puestos de trabajo. Si realizan bien sus cometidos y el ayuntamiento los considera necesarios que sigan haciéndolos, pero que meta otros tantos agentes para realizar funciones policiales ya que la carencia de efectivos provoca perjuicios a los ciudadanos y a los propios agentes.

Si tenemos en cuenta un informe del Gobierno de Cantabria de 2009 que dice que solo computan como policías a efectos del ratio los que realizan funciones policiales (por eso no computaban los policías en segunda actividad sin destino) la Policía Local de Santander cuenta con 169 efectivos, por lo que faltarían 92 efectivos para llegar al mínimo legal.

Pero el problema se agrava ya que el número de 105 es ideal. De ahí hay que descontar los que estén disfrutando de algún permiso y que cada vez que falta algún policía de los que desarrollan su labor fuera de la calle, se quita a uno de la calle para realizar su labor, lo que supone que el número de efectivos que realizan labores operativas de calle, atendiendo los requerimientos ciudadanos, no suelan superar los 80 efectivos, a repartir en cinco turnos.

Esto ha provocado que este año haya turnos de día (mañanas o tardes) en que salgan a la calle apenas 6 u 8 policías y que algunas noches no haya llegado a haber ningún policía.

Hace apenas 5 años salían a la calle más de 33 agentes en cada turno de día. Todos los efectivos que ha perdido la Policía Local se han detraído del personal de calle, ya que las oficinas cada vez cuentan con más efectivos. La situación es insostenible.

Ha habido dos hechos que han provocado que tomemos la decisión de dar esta rueda de prensa. La primera de ellas es la creación de una oficina que va a desempeñar funciones que no son propias de policías locales como son el urbanismo y la protección del medio ambiente. El segundo es el hecho de que el Concejal nos haya informado en una mesa de negociación de que el año que viene no tiene intención de crear más plazas en la Policía Local.

Otra circunstancia que agrava la situación de la Plantilla de la Policía Local de Santander es el hecho de que es una plantilla que está muy envejecida. La edad media de la Policía Local de Santander es de 50 años y 2 meses.

Este dato es de suma importancia ya que está pendiente la aprobación de una modificación normativa que permitiría que en 2017 se jubilasen 35 policías y los sindicatos no permitiríamos que el Ayuntamiento limite un derecho a los policías que quieran prejubilarse por no haber realizado una adecuada planificación de las necesidades de personal de la Policía Local.

El Equipo de Gobierno no parece ser consciente de la precariedad en que está este Cuerpo de Policía a tenor de lo publicado en la Orden del Cuerpo que ofrece la posibilidad de que durante el verano 2 policías vayan a trabajar al Ayuntamiento de Castro Urdiales, dando por sentado que les dejarían marchar. Santander no está en situación de ceder agentes sino de que tenga más agentes trabajando en esta ciudad.

RATIO POLICÍAS /HABITANTES CIUDAD

Policías Locales por cada 100.000 habitantes

Santander      118,5

Bilbao            210

San Sebastián         185

Pamplona      214

Zaragoza       196

Valencia        199

Jaén              185

Madrid          194

Granada        227

Ávila              187

Salamanca    171

Castellón       167

Alicante         161

Barcelona      175

Tarragona     163

Huesca          167

Huelva          165

León              159

La ciudad de Santander está entre las de cola de todas las capitales de provincia en el ratio de policías por habitante, junto con las provincias de Pontevedra, Lugo, Orense (debe tenerse en cuenta que allí tienen unidades adscritas del Cuerpo de Policía Nacional que ejercen funciones como de policía autonómica) y Albacete.

Casi la totalidad de capitales de provincia superan los 150 policías por cada 100.000 habitantes, lo que supondría cumplir el ratio de 1,5 policías por cada 1000 habitantes que exigen las normas-marco de los Cuerpos de Policía Local de Cantabria.

La falta de personal es reconocida por el propio ayuntamiento a la hora de denegar toda clase de permisos a los agentes pero no hace nada para remediar esta falta de personal.

También faltan mandos en la Policía Local y no se cumplen los ratios que marcan las leyes. Se le están mandando a miembros del cuerpo realizar funciones que no son de su competencia como es la emisión de informes, bajo la amenaza de que si no lo hacen se les expedientará.

Desde la Sección Sindical de USO en el Ayuntamiento de Santander tenemos la sensación que por parte de los responsables del Ayuntamiento se están escatimando recursos para garantizar la seguridad de los Santanderinos. Este verano no se van a poder cubrir los servicios por falta de personal teniendo en cuenta que en esta época hay muchos eventos que requieren la presencia policía y con 6, 8 o 10 agentes va a ser materialmente imposible.

Un hecho que demuestra que se están escatimando recursos para garantizar la seguridad de los Santanderinos es que a pesar de tener presupuestados los sueldos de 14 agentes más en 2014 y 19 más en 2015 y 2016 no se han gastado al no haber sido cubiertas las plazas pero tampoco se han gastado en reforzar los servicios policiales. Desconocemos en que se han gastado los más de 1,7 millones de euros por las plazas no cubiertas pero lo que sí sabemos es que en seguridad no lo han hecho.

Si Santander no tiene más policías no es por un problema legal, la ley permite reponer las plazas de todos los servicios de emergencias (Policías y Bomberos) por lo que no entendemos que en 6 años no se hayan cubierto ninguna de las 67 vacantes generadas. Tampoco es un problema de dinero pues todas estas plazas estaban previstas en los presupuestos, es decir, estaba reservado el dinero para pagar sus sueldos. Es un problema de voluntad. El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Santander prefiere gastar el dinero de esos sueldos en otras cosas, no sabemos en qué, y prefiere dejar la seguridad de los santanderinos en manos del destino reduciendo la plantilla de la Policía Local a mínimos históricos, lo que consideramos una temeridad y así lo hemos hecho constar en algún acta de alguna reunión a la que hemos acudido recientemente. Si ocurre un problema de seguridad por falta de efectivos la responsabilidad será del Concejal y del resto del equipo de Gobierno.

Los ciudadanos de Santander merecen unos mejores servicios públicos y ello incluye más policías. Cada vez que los ciudadanos llamen al 092 requiriendo un servicio policial y tarden en contestar es por falta de efectivos y eso es culpa del Equipo de Gobierno. Cada vez que tarde en llegar la policía allá donde se les requiera que sepan que es por falta de efectivos pues igual hay solo uno, dos o tres equipo para atender a toda la ciudad y están ocupados atendiendo a otros ciudadanos y esto es así porque lo quiere el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Santander.

USO-Ayto Santander