Les había sido retirada el 50% de su jornada tras un acuerdo entre CC.OO, UGT y la empresa Ferrovial.

 La empresa Ferrovial, adjudicataria del servicio de limpieza del H.U.M de Valdecilla, ha llegado a un acuerdo en el Juzgado de lo Social de Santander  con 50 trabajadoras, representadas por el sindicato USO,  para recuperar la jornada que les había sido eliminada desde que se firmó un  acuerdo de reestructuración en junio de 2014 entre CC.OO, UGT y la empresa. Dicho acuerdo suponía someter a estas trabajadoras a unas condiciones absolutamente precarias con una jornada semanal de 6,5 horas, lo que suponía un salario que no llegaba a los 180€ mensuales. Estas trabajadoras llevaban realizando desde el año 2008, fecha en la que iniciaron su relación laboral en Valdecilla, una jornada superior en torno al 70%. Aquel acuerdo, que hipotecaba el futuro de dichas trabajadoras, fue suscrito por Ferrovial con el comité de empresa y tuvo la firme oposición de  USO, que no solo no suscribió aquel acuerdo, sino que  denunció la modificación sustancial de las condiciones laborales de las trabajadoras afectadas, por entender que iba en contra de los derechos adquiridos por este personal. CC.OO y UGT,  convertían  a estas trabajadoras en moneda de cambio para una mejor gestión de sus intereses.

Antes de la celebración del juicio, señalado para el día de hoy a las 12:00h, las trabajadoras afectadas  se concentraron en la entrada del Juzgado para exigir un empleo digno bajo el lema “Ferrovial = Precariedad Laboral”. Momentos antes de iniciarse el juicio oral, el Juez requirió a los representantes de las partes, USO y Ferrovial, su presencia para intentar un acuerdo que evitara el juicio. La empresa Ferrovial retiró las condiciones del acuerdo firmado con CC.OO y UGT y ofreció a USO un aumento de la jornada indefinida parcial al 50% a partir del 1 de enero de 2016. El sindicato, una vez consultado con las afectadas, aceptó las nuevas condiciones ya que esta jornada pactada  se sumará las  que les corresponda por las diversas eventualidades, con lo que presumiblemente llegarán al 70% que se solicitaba en la demanda.

Para USO, este acuerdo significa  recuperar  trabajo y dignidad para un colectivo  que tras 18 meses de calvario han venido subsistiendo con un salario irrisorio,  mientras que otras se han visto en la necesidad de pedir excedencias y buscar un futuro mejor en otro sitio.

A partir de enero el futuro será más fácil para estas trabajadoras, las cuales eran todas mujeres y afiliadas al Sindicato USO.