USO RECHAZA LOS NUEVOS DESPIDOS EN LAS CONTRATAS DE SOLVAY

105

El conflicto surgido en la contrata de Solvay del transporte de piedra desde la cantera de San Felices a la fábrica es el resultado de la política de Solvay para con las contratas. Política basada en el recorte de costes, en la precarización del trabajo y sobre todo la falta de estabilidad en el empleo de los trabajadores de las empresas de contratas.

Para el sindicato USO, resulta inaceptable que la renovación de contratas suponga permanentemente el despido de los trabajadores que han venido trabajando para Solvay durante décadas y que su nueva política ahora consista en tratar a las contratas como “Klínex” de usar y tirar.

USO viene reclamando en la negociación abierta con Solvay un plan industrial que garantice inversiones y el futuro del empleo en el complejo, contemplando la estabilidad del mismo no solo para los trabajadores de Solvay sino que también cubra la estabilidad en el empleo de los trabajadores de las empresas de contratas.

Solvay está sembrando vientos y recogerá en el corto medio plazo tempestad, pues terminará encontrándose con una huelga general de todos los trabajadores de las empresas de contratas para reivindicar su derecho a un empleo estable.

El sindicato USO ha venido defendiendo en soledad en el complejo Solvay la necesidad de que todas las renovaciones de las contratas lleven un compromiso de subrogación para garantizar el empleo en el cambio de empresas concesionarias del servicio.

La contrata del transporte y suministro de piedra en la fábrica de Barreda ha sido desarrollada durante décadas por la empresa Sadisa, empleando una media de 25 trabajadores que el cambio de empresa a Cueva Gestión de Obra a partir del 1 de Enero del 2018 plantea el posible despido al no subrogarse la empresa entrante a la plantilla.

Para el sindicato USO estos trabajadores tienen el derecho de subrogación y pasar a la nueva empresa adjudicataria del transporte y suministro de piedra (Cuevas Gestión de Obra) con las mismas condiciones que venían teniendo en Sadisa.

USO hace un llamamiento a Solvay para acabar con su política de inestabilidad en el empleo de las contratas y demandamos  a esta empresa que se implique para hacer efectiva la subrogación y se incorpore en el próximo acuerdo una cláusula de estabilidad de empleo para la plantilla de Solvay y para los trabajadores de sus contratas, mediante la subrogación.