Para USO la recalificación de terrenos en Sniace es especulativa y no garantiza la vuelta al empleo

682

Para el sindicato, son los máximos accionistas quien tiene que poner un proyecto serio y creíble con apoyo financiero y con otra dirección. Considera una frivolidad el anuncio de la vicepresidenta de hacer un puerto seco en los terrenos de la empresa. 

Representantes del sindicato USO en Cantabria han comparecido en la mañana de hoy en la sede regional de la organización ante los medios de comunicación para explicar ante  la opinión pública  su posición sobre los últimos acontecimientos surgidos en torno a Sniace, su plan de viabilidad y los proyectos de  afectación urbanística que las diversas administraciones están sugiriendo. En el encuentro informativo han participado el secretario de acción sindical federal de Industria, José Vía Iglesias; la secretaria general de USO Cantabria, Mercedes Martínez Zubimendi; el secretario general de la federación de Industria en Cantabria, Agustín Herrera Pérez y representantes de la sección sindical de USO-Sniace.

Los representantes de USO han manifestado lo siguiente:

1.-   La recalificación de terrenos es una especulación urbanística que no garantiza la vuelta al empleo activo de los trabajadores. Es tan solo un instrumento de los accionistas para recuperar el dinero invertido. Buena prueba de ello es la falta de confianza de los accionistas mayoritarios a tenor de la escasa aportación que hacen al proyecto. Y una vez más, se vuelve a utilizar de manera vil la angustia y necesidad de los trabajadores que se encuentran en una situación extrema utilizándolos como chantaje y falsa moneda de cambio para conseguir intereses ajenos a estos.

2.-   Conceder la recalificación de terrenos a uso comercial (Terciario), es la antesala a la renuncia de cualquier posibilidad de futuro industrial en los terrenos que ocupa Sniace. Este cambio de uso es IRREVERSIBLE y no haría más que abrir el melón para la recalificación futura al resto del terreno.

3.-   Esta operación urbanística hará imposible la cohabitación industrial de una fábrica de celulosa o fibras (con un perímetro  ambiental cercano ciertamente agresivo) y en  sus aledaños, un espacio dedicado al uso comercial. Y por tanto, significaría el cese de actividad industrial de estos procesos industriales.

4.-   La apertura Productiva de Sniace no se consigue con una aportación de 15 millones de euros. Solo el plan social tendría un costo de 12 millones de euros. La cantidad estimada para su apertura en unas mínimas condiciones de viabilidad y continuidad del proyecto industrial está en el entorno de 60 millones de euros, según los propios técnicos de la compañía.

5.-  El proceso administrativo que conlleva una recalificación de este tipo de operaciones puede alargarse en el tiempo (no menos de 3 años para ser efectivos) todo ello sin contar con procesos jurídicos que pudieran abrirse y en absolutos descartables. Ello hace inútil la recalificación para la vuelta al trabajo productivo de los trabajadores de Sniace, después casi de hace 3 años.

6.-  Para que Sniace tenga futuro industrial, una vez constatado que no abra dinero público, es necesario que los máximos accionistas presenten un plan serio, con respaldo financiero y con una dirección y gerencia renovada que aporte confianza. Y es el Gobierno Regional quien tiene que impulsar y exigir a Sniace que ponga sobre la mesa un proyecto industrial y financiero serio y creíble.

7.- USO apoya que los terrenos que no sean necesarios para las fabricaciones de la compañía puedan ser utilizados como terreno industrial para  establecimiento de industrias  productivas, y no otros proyectos, que incrementen el tejido productivo de Cantabria, ya sean de promoción privada o a través de la creación de un parque empresarial con participación  pública. Como así se lo ha venido reivindicando el sindicato a la propia empresa durante los últimos 10 años, sin haber tenido éxito.

8.- USO considera una ocurrencia más del Gobierno el pretender llevar a cabo un proyecto de Puerto-seco en los terrenos de Sniace. Creemos que el Gobierno no puede estar enviando mensajes  contradictorios cada semana sobre un asunto tan importante para el futuro del empleo en la comarca. Creemos que Torrelavega y su comarca no está en  las condiciones de soportar más frivolidades.