Etiquetas Entradas etiquetadas con "denuncia"

denuncia

0 1205
Miguel Colsa, Jesús Hernández, José Lanza y José Via

USO presenta una demanda contra la empresa concesionaria en Cantabria, Ambuibérica,  por un claro  fraude de Ley  y  abuso de Derecho.

El servicio de transporte sanitario para el servicio cántabro de salud, viene siendo prestado por la empresa Ambuibérica en régimen de concesión administrativa utilizando el contrato en prácticas de forma abusiva. La empresa tiene en torno a 90 trabajadores (25% de su plantilla) cubierta por contratos en prácticas encadenados, llegando a cubrir un mismo puesto de trabajo durante más de 5 años con esta modalidad de contrato laboral.

USO ha presentado demanda de conflicto colectivo ante el Orecla y el Juzgado de lo Social contra Ambuibérica por considerar estas  prácticas de la empresa de encadenar contratos en prácticas para cubrir puestos, de naturaleza permanente, estable e indefinida, como  un fraude de Ley y un abuso de derecho, como lo viene determinando los tribunales de justicia españoles y europeos.

USO reclama de la empresa que los puestos de trabajos estructurales, permanentes y no coyunturales en la contrata del servicio de transporte sanitario del Gobierno de Cantabria se cubran con contratación indefinida y estable.

Con la estabilidad en el empleo el sindicato USO pretende: Reducir la precariedad laboral y la conversión en indefinidos de los contratos en prácticas. Una mayor cotización a la Seguridad Social con el contrato indefinido (el trabajador en prácticas cobra y cotiza el 60% el primer año y el 75% el segundo año de un trabajador que realiza la misma función) para garantizar las prestaciones sociales (sanidad, educación, pensiones…). La inserción laboral de los jóvenes y su acceso a un empleo indefinido y la mejora de la prestación del servicio público del transporte sanitario a la ciudadanía de Cantabria, evitando la rotación abusiva de contratos en prácticas.

USO reclama del Gobierno de Cantabria que vele por el cumplimiento de la legalidad de sus contratas favoreciendo el empleo estable, con cotizaciones sociales que permitan financiar las prestaciones sociales a la vez de mejorar la calidad asistencial del transporte sanitario, con personal con acreditada experiencia una vez superados los dos años de contrato en prácticas.

Por todo, ello USO exige del Gobierno de Cantabria que en la nueva adjudicación del servicio pondere y tenga en cuenta para su adjudicación la cantidad y calidad del empleo que genera el transporte sanitario financiado con los impuestos de toda la ciudadanía de Cantabria y la mejora asistencial del mismo mediante trabajadores con experiencia y con la mayor solvencia profesional.

 

 Sección Sindical USO Ambuibérica y Federación Servicios USO

Se han realizado de manera ilegal durante el año 2016. Para USO es una falta de responsabilidad social de la empresa para con los parados de Torrelavega.

El año 2016 ha confirmado las denuncias y consecuencias de las sucesivas reestructuraciones aplicadas por Solvay sobre el volumen de empleo y la calidad de este en el complejo industrial.

Solvay ha venido aplicando paulatinamente el desmantelamiento del servicio de Mantenimiento propio (eliminando los dos turnos de trabajo, reducción de plantilla en talleres, implantación de contratas de bajo-coste, etc.) que se ha traducido en la cobertura del mantenimiento ordinario de la planta con horas extras.

Solvay se ha instalado en la ilegalidad, superando ampliamente el máximo legal de 80 horas extras año trabajador, alcanzando un número que representa un atentado al empleo y a la solidaridad con los parados de Torrelavega y Cantabria.

Los números cantan. Solamente el personal de Solvay alcanzó:

  • 12.144 horas/extras año 2016
  • 49 trabajadores superaron el máximo legal de 80 h/año
  • 18 trabajadores superaron 300 horas extras
  • 12 trabajadores superaron 200 horas extras
  • 9 trabajadores superaron 150 horas extras
  • 10 trabajadores realizaron entre 80 y 150 horas extra

Con esta realidad incontestable, el Sindicato USO y la Sección Sindical USO-Solvay, exige de Solvay un cambio radical de su política contra el empleo y proceda a la contratación del personal necesario – 16 empleos estimados – para sustituir las horas extras y cubrir el mantenimiento ordinario (deteriorado en los últimos años) erradicando la práctica abusiva de realización de horas extraordinarias.

USO reclama de las Administraciones Públicas de Cantabria, tengan en cuenta en su relación y ayudas administrativas con las empresas los incumplimientos reiterados de estas, paralelamente a la exigencia del cumplimiento de la legalidad en beneficio del empleo y más en una comarca como Saja-Besaya con el mayor índice de paro de toda Cantabria.

El Sindicato USO, desde nuestra responsabilidad social y compromiso con el empleo, seguiremos denunciando y exigiendo actuaciones para luchar contra el abuso de sustituir empleo estructural por la realización de horas extraordinarias; haciendo un llamamiento público a UGT y CCOO para que se dejen de mirar para otro lado en Solvay y se sumen con hechos a la defensa de verdad del Empleo erradicando las horas extras habituales.

Sección Sindical USO Solvay         Unión Comarcal Saja-Besaya            Federación Industria USO

0 378

 USO Solvay denuncia la política de recortes que viene aplicando Solvay Torrelavega, que afectan al empleo propio y contratado y que ahora afecta, directamente, a la prevención y a la atención médica de sus trabajadores.

Solvay ha comunicado la eliminación del vehículo de ambulancia propio y recorta el 50% de la jornada del médico de empresa anunciando que, a partir del 1 de enero de 2017, el servicio médico de empresa, tras casi cien años, dejará de estar prestado por Solvay pasando a ser cubierto por Prevemont.

Resulta inaceptable que Solvay mantenga el caprichoso y costoso vehículo para la Dirección y elimine el vehículo ambulancia que prestaba los primeros auxilios con diligencia y prontitud ante un accidente de trabajo, infarto o lesión grave donde la rapidez en la atención médica hospitalaria resulta clave para salvar la vida de cualquier trabajador del complejo químico donde se manipulan productos tóxicos y peligrosos.

Para USO, esta decisión de recortar el servicio de primeros auxilios y el servicio médico de empresa marca el declive de Solvay-Torrelavega, como motor y ejemplo pionero que fue implantando en su día servicios sanitarios, educativos, culturales y deportivos, donde el hospital de Solvay y su casa de reposo marcaron todo un ejemplo de preocupación por la salud de sus trabajadores.

Esta es la gota que colma el vaso del declive social de Solvay-Torrelavega.

El sindicato USO defenderá ante los tribunales, si fuera el caso en solitario, ante el silencio cómplice de UGT y CC.OO, la reposición de la ambulancia y el servicio médico prestado por personal médico propio de Solvay como tradicionalmente ha venido siendo durante los últimos 90 años.

Esta decisión acompaña el plan de recortes de plantillas que reduce a 300 trabajadores en el horizonte de 2018, continuando Solvay con su política silenciosa de despidos objetivos, individuales y que contempla reducir otros 35 empleos a sumar a los 40 que se desprende con la segregación de la planta de cloro a la portuguesa CUF.

Esta política de recortes en Solvay-Torrelavega contrasta con la fuerte inversión de 223 millones de euros en la planta italiana de carbonato de Rosignano (115, inversión de Solvay; 108, inversión de las administraciones italianas), planta competidora con Torrelavega en el mercado europeo y de exportación del carbonato.

USO reclama de las Administraciones de Cantabria que emplacen a la Dirección de Solvay- Torrelavega para liderar la negociación con el Grupo Solvay, acompañando a su vez las inversiones como ha hecho el Ministerio de Desarrollo Económico Italiano, la región de la Toscana y el Ayuntamiento de Rosignano.

Solvay-Torrelavega tiene que resolver con urgencia la renovación de la cogeneración de gas y la técnica de carbón por una nueva unidad de producción de electricidad-vapor para ser más eficiente, competitiva y reducir drásticamente las emisiones de “partículas, dióxido de azufre y óxidos de nitrógeno”, para cumplir con el Plan Nacional Transitorio antes del 1 de julio de 2020.

¡SIN INVERSIONES NO HAY FUTURO!

 

 

0 888

La Federación de Enseñanza de USO en Cantabria, denuncia el trato sectario y vejatorio que los profesores de la enseñanza pública de religión están recibiendo por parte de los sindicatos STEC, ANPE, CC OO y UGT de Cantabria en el ámbito de la Junta de Personal Docente

Es inaceptable y ruin que estos sindicatos  realicen maniobras contra este colectivo de trabajadores con el único fin de eliminar un derecho reconocido en la actual legislación.

Los hechos se producen durante la última reunión de la Junta de Personal Docente de Cantabria donde  estos sindicatos han exigido a la Consejería de Educación “la reducción al mínimo legalmente establecido” del horario de impartición de la asignatura así como la “revisión de oficio” por parte del servicio de inspección, de las evaluaciones de esta asignatura. Estos sindicatos, que dicen defender a los trabajadores, olvidan que el colectivo de trabajadores de profesores de religión de la enseñanza pública, tienen el mismo derecho a un régimen laboral y no corresponde a ese colectivo sindical poner en entredicho la profesionalidad de estos trabajadores. Solo desde la ignorancia y el dogmatismo más arcaico se puede entender el intento de injerencia en aspectos laborales y académicos que no les compete ya que no están sujetos al ser personal laboral y no funcionario.

Esta situación crea una situación de fuerte malestar entre compañeros en los centros y una incertidumbre laboral para un colectivo superior a 100 trabajadores/as de la enseñanza en Cantabria.

Desde la Federación de Enseñanza de USO, creemos que ya es suficiente el desdén con el que se ha tratado a este colectivo desde el Ministerio y consejerías, como para aceptar este tipo de condiciones autoritarias por parte de compañeros que parecen olvidar cursaron estudios en las mismas universidades.

Pedimos así mismo, a la Consejería de Educación, que tenga mano firme y conciencia social y laboral a la hora de valorar este tipo de solicitudes por parte de la Junta de Personal que más que apoyar a su comunidad y velar por los puestos de trabajo y el bien de los alumnos, intenta mermar y claramente borrar del mapa una signatura legal, que no debemos olvidar sigue siendo solicitada y reclamada por padres y alumnos. Y amparada por unos acuerdos que deben escapar de caprichos e idearios política.

Federación de Enseñanza de USO Cantabria