Medido en términos de PIB por trabajador, la economía española y por ende la cántabra, ha alcanzado ya la misma productividad que Alemania. Lo malo es que el modo de lograrlo ha sido desmantelando cientos de empresas, enviando a...