USO APOYA LA HUELGA DE LOS TRABAJADORES DEL 061-SUAP

La Gestión de la Sanidad por parte del Gobierno de Cantabria, no es la correcta desde un punto de vista meramente sanitario profesional.

La sanidad se ha venido gestionando y se gestiona en clave político electoral más que desde una perspectiva sanitaria profesional.

De hecho los distintos problemas que en los últimos tiempos han surgido en materia de personal en la consejería de Sanidad se han resuelto con actos de malabarismo creando un problema que no había para ocultar el existente.

En el conflicto que surgió a principios de año con la reclamación del abono de las dietas por compensación de gastos por utilización de vehículos propios para la realización de servicios asistenciales para el Servicio Cántabro de Salud, la consejería consigue evitar la huelga llevando a los sindicatos a un proceso de negociación del que nacen unos acuerdos que se publican en el BOC de 18 de julio de este año, por el que se crea un complemento especifico Singular que se añade al complemento especifico existente. Que lo perciben tanto los que aportan sus vehículos y asumen los que gastos que de ello se deriva, como los que no aportan vehículos particulares. Es decir no se resuelve el problema puesto que sigue habiendo trabajadores que teniendo que aportar sus vehículos particulares, se les paga lo mismo que a los que no los aportan.

El Gobierno de Cantábrica para acallar las reclamaciones del personal Sanitario convoca a los sindicatos a una mesa sectorial de negociación toman el acuerdo que sea pertinente o no como método para posponer el conflicto, llegando incluso a incumplir los acuerdos que se firman como es el caso del publicado el 18 de julio de este año que no se ha aplicado al personal de urgencias aun cuando en los acuerdos se plasma de forma indudable.

El actual conflicto es un problema latente desde hace mucho tiempo, los servicios de urgencia de atención primaria (061- SUAP) Siendo personal de Atención primaria del Gobierno de Cantábrica no son retribuidos como el resto de personal de atención primaria, siendo además el personal que trabaja de noche festivos y domingos.

Desde este sindicato las pretensiones de este personal nos parecen totalmente legítimas.

Este personal no solo está discriminado con respecto a sus compañeros de Atención Primaria están discriminados con respecto a cualquier funcionario del gobierno de Cantábrica de su mismo nivel y categoría.

Solo piden que se les trate como a los demás trabajadores del SCS.

 Este Sindicato quiere manifestar su apoyo y respaldo a estos trabajadores poniéndose a su disposición en todo cuanto esté a su alcance y los propios profesionales nos demanden.

Solo cuando se convoca la huelga la Administración se aviene a negociar su actitud es inmoral.

USO-SANIDAD