Página 31

0 663
Ninguna de estas organizaciones han suscrito la Declaración de Torrelavega Industrial
El sindicato USO agradece a todas las organizaciones  firmantes  el apoyo al documento  promovido por la Cámara de Comercio  y que tiene como eje el apoyo a la industria y la recuperación económica de la comarca.
 
De la misma manera  USO desea manifestar  el  rechazo a aquellas organizaciones  que desde el más absoluto fariseísmo  dan la espalda a las necesidades colectivas de la comarca y centran su estrategia en sus propios intereses.
 
En ese sentido, resulta lamentable que los dos sindicatos convocantes de una  huelga general  en el municipio de Torrelavega por la grave situación laboral y económica,  UGT y CC.OO, se aprovechen de la  necesidad de una comarca para sacar su rédito particular.
 
Estos dos sindicatos en ningún momento, durante la fase de la elaboración del documento, han participado con propuestas ni  han tenido una actitud constructiva. Por poner un ejemplo, la única propuesta  conocida de CC.OO   ha sido que no se celebrasen reuniones en el mes de agosto, algo que fue, por supuesto, rechazado por el resto de organizaciones. Ni un documento de trabajo, ni una colaboración ni un mínimo esfuerzo. Por ello, resulta  un insulto a todas las organizaciones firmantes,  y especialmente a los ciudadanos   de Torrelavega, que este sindicato afirme no apoyar el documento por “insuficiente”.
 
 El otro sindicato, UGT,  tan preocupado por la situación de Torrelavega que apoyó hasta el final una huelga general, no ha aportado tampoco ningún documento ni ha colaborado con ninguna propuesta, salvo  intentar desde su inicio torpedear la iniciativa al insistir en que los asuntos de Torrelavega deben ser tratados  en el foro regional de la Concertación Social, club exclusivo compartido con la CEOE y CC.OO, y que es precisamente   donde se han firmado los cheques que han venido financiando durante lustros  a esas organizaciones a cambio del llamado “dialogo social”. Es decir, donde no hay  dinero estos sindicatos no participan.
 
Por último, USO entiende, y así lo manifestó en su momento, que ni el Ayuntamiento ni el Gobierno regional deben suscribir el documento, en pura lógica, por ser los receptores del mismo. Pero resulta incomprensible que el Partido Popular de Torrelavega, que ha mantenido una actitud activa en este foro, se niegue a firmar el documento. Los responsables de tal decisión vuelven a la senda de la política pequeña y mezquina, tan conocida en nuestra ciudad. Una decisión de la dirección del partido local que debe ser censurada de manera inequívoca  por sus militantes en unos momentos que hay que sumar y apartar  las miserias personales y políticas. Torrelavega necesita generosidad y unidad y por ello el Partido Popular debe replantearse su decisión y apoyar este documento.​

 

0 581

La Unión Sindical Obrera quiere hacer público su más enérgico rechazo e indignación ante el uso personal e ilícito llevado a cabo por parte de gestores políticos, sindicalistas, banqueros y miembros de organizaciones empresariales de los fondos de la antigua Caja Madrid durante el período 2003-2011, destapado por diversos medios de comunicación.

USO considera inmoral el gasto realizado a través de las denominadas ‘tarjetas fantasma’ y solicita una investigación judicial en profundidad para determinar si algunos de esos gastos han podido contribuir ilegalmente a la financiación de sindicatos y partidos políticos.

USO manifiesta que su organización nada tiene que ver con estas prácticas ilícitas porque actuaciones como las conocidas durante esta semana, con gastos excesivos en el ámbito personal por parte de sindicalistas, no hacen otra cosa que contribuir a dañar aún más al movimiento sindical en España y a aumentar el descrédito y la pérdida de credibilidad de la ciudadanía hacia la instituciones democráticas, como son los partidos y los sindicatos.

Las organizaciones, ya sean sindicatos, partidos políticos, empresariales o asociaciones, tienen que representar los intereses propios de los ciudadanos, dejando de lado los intereses personales o particulares y, someterse a la Ley de Transparencia, gestionando los recursos públicos bajo criterios de austeridad y eficiencia.

USO solicita que recaiga sobre los responsables todo el peso de la ley, para que casos como éste no sigan empañando el sindicalismo en España ni lo llenen de delincuentes.