Página 2

0 95

Unos 200 trabajadores de la seguridad privada de Cantabria se han concentrado esta mañana  frente a la Delegación de Gobierno de Cantabria por la falta de acuerdo en la negociación colectiva. La concentración estaba convocada por los principales sindicatos del sector en Cantabria, USO, UGT, CC.OO y CSIF.

El incremento salarial es el principal escollo en la firma de un nuevo convenio colectivo que se lleva negociando  durante  9 meses. La patronal ha eliminado las pretensiones  iniciales de eliminar o congelar  el plus de  antigüedad  y la retirada del complemento de incapacidad temporal.  Las dificultades para llegar a un acuerdo se encuentran en los incrementos salariales. La patronal pone sobre la mesa un convenio a 3 años con congelación salarial para el primer año, 2017, y un incremento del 1,4% el segundo año y un 1,8% el tercero. La parte social rechaza esta oferta y pretende incrementos salariales desde el primer año de vigencia y superiores al ofertado.

La parte social está dispuesta a suscribir un nuevo acuerdo si la patronal mantiene el actual texto de convenio, rechazando recortes en derechos sociales,  y si hay un incremento salarial que subsane  las pérdidas del poder adquisitivo sufrido en este sector durante los últimos años de crisis. Caso de no llegar a un acuerdo en este sentido los sindicatos presentes en la Mesa Negociadora podrán convocar una huelga en todo el sector en Cantabria

En la concentración participaron trabajadores de la empresa Marsegur, contratada por el Ministerio de Defensa,  que se encuentran en huelga por la falta de abonos salariales de los últimos meses. Precisamente, la contratación de empresas “piratas” por las administraciones públicas es otra de las principales reivindicaciones del sector. Este comportamiento de la Administración contratando a la empresa más barata, lleva consigo la falta de salarios de los trabajadores y lo que es preocupante, la complicidad de la propia Administración en el fraude que se origina con las deudas que se generan ante la Seguridad Social y ante el Ministerio de Hacienda.

 

0 695

La empresa acata la sentencia y deposita los salarios de tramitación y 9.000 euros de indemnización.

Hoy lunes, a las 14 horas, Ismael Anievas Castillo se ha incorporado a su turno en la empresa santanderina  del Grupo Celsa, Global Steel Wire (GSW). Castillo fue despedido el pasado día 15 de mayo tras constituir una sección sindical de USO en la empresa junto con David Gutiérrez Cipitria.

Tras una dura sentencia del Juzgado de lo Social Nº 5 de Santander, que calificó el despido de Castillo nulo por vulneración de derechos fundamentales, la empresa fue condenada  a la readmisión y 9.000 euros por los daños ocasionados. La  dirección de Recursos Humanos comunicó el pasado viernes al trabajador  su incorporación inmediata a su puesto y funciones habituales “manteniéndose todas y cada una de las  condiciones laborales”. GSW ha  informado que ha consignado en el Juzgado la indemnización y los salarios de tramitación. Asimismo, la empresa ha comunicado su intención de recurrir la sentencia.

Tras la reincorporación de Castillo, se está a la espera de la vista judicial en el Juzgado Nº 1 de Santander que juzgará el despido de David Gutiérrez Cipitria, delegado sindical de USO en GSW. Cipitra, al igual que Castillo, fueron despedido   el mismo día y por  análogas circunstancias y es por ello que USO espera reinicie su actividad laboral y sindical en la empresa próximamente.

La falta de acuerdo en la negociación colectiva y la contratación de empresas piratas por parte de la Administración origen del conflicto

Después de más de nueve meses y debido a la dificultad y falta de acuerdos en la negociación colectiva, los sindicatos más representativos, USO entre ellos, convocan movilizaciones. Dichas movilizaciones comenzarán el próximo día 24 de octubre con una concentración ante la Delegación de Gobierno de 10,30 a 12,30 horas.

La situación de los trabajadores del sector se ve agravada ante la falta de acuerdos en la negociación colectiva y ante la contratación por parte principalmente de la Administración a empresas incumplidoras del convenio colectivo. Este comportamiento de la Administración contratando a la empresa más barata, lleva consigo la falta de salarios de los trabajadores y lo que es preocupante, la complicidad de la propia Administración en el fraude que se origina con las deudas que se generan ante la Seguridad Social y ante el Ministerio de Hacienda.

Recientemente en Cantabria estamos padeciendo  las consecuencias de contrataciones a las empresas más baratas y ello repercute seriamente en la falta del abono de los salarios de los trabajadores.  MARSEGUR, contratada por el Ministerio de Defensa es la empresa pirata que adeuda a los trabajadores los salarios de agosto y septiembre, así como las diferencias salariales desde mayo hasta la fecha.

Empresas como GRUPO CONTROL, que ha participado en el concurso del Gobierno de Cantabria para la vigilancia de sus instalaciones, ha ideado crear más de cuatro categorías de vigilantes, es decir, ha creado entre otras una categoría denominada vigilante novel con un salario inferior al del convenio colectivo. Otras, como FAGUS, contratada por la Seguridad Social, está inmersa en un proceso concursal.

Desde los sindicatos más representativos, y en nombre de todos los trabajadores, queremos manifestar nuestra repulsa a que se siga jugando con nuestro futuro. Seguiremos adelante con las concentraciones que desembocarán en una huelga general del sector si este tipo de situaciones no se resuelven.

 

La multinacional  afronta fuertes inversiones en las plantas productoras de carbonato de Italia y Bulgaria, directas competidoras de la planta cántabra.

Solvay acaba de anunciar una inversión de 90 millones de euros en DEVNYA (Bulgaria) en un segundo generador de Electricidad-Vapor. Del mismo modo, el grupo belga está ejecutando en Rosignano (Italia) el memorando para la reindustrialización de su complejo industrial con la inversión privada + pública por 226 millones de euros.

Estos complejos industriales, son los directos competidores de Torrelavega dentro del Grupo SOLVAY en la producción de Carbonato, comprometiendo el futuro de la planta cántabra.

La Planta de Carbonato de SOLVAY-Torrelavega tiene que resolver con urgencia el cuello de botella de generación electricidad-vapor que está limitando la capacidad de producción. SOLVAY-Torrelavega, no puede fundamentar su competitividad sobre la quema de carbón, debiendo afrontar la transición energética con la renovación de la generación de electricidad-vapor para ganar en competitividad, eficiencia y en la reducción de emisiones a la atmósfera.

La nueva Inversión de 90 millones de euros en la planta de carbonato de DENVYA en una segunda caldera-Ecológica ECON MIN- se suma a la realizada en 2010 con una inversión de 80 millones de euros en una caldera de Lecho Fluido Circulante, con una capacidad de 400 toneladas de vapor/hora, completando la transición energética.

SOLVAY-Torrelavega no puede, ni debe seguir con la reducción de costes, sobre la base fundamental de reducción del empleo propio y de contratas, como viene realizando, reduciendo la plantilla para finales de 2018 por debajo de los 300 empleos propios.

El Sindicato USO ha venido reiteradamente demandando del Grupo SOLVAY y de las administraciones, un compromiso de inversiones para garantizar el futuro de la planta de carbonato de Torrelavega sin haber obtenido un compromiso inversor. Con la renuncia de Solvay a seguir produciendo cloro con tecnología de membranas en Torrelavega aumenta la incertidumbre sobre el futuro de Solvay-Torrelavega al producir únicamente carbonato y derivados.

La Sección Sindical USO-SOLVAY, demanda públicamente del Parlamento de Cantabria que inste al Gobierno Regional, que lidere conjuntamente con la Dirección de SOLVAY-Torrelavega, las negociaciones con el GRUPO-SOLVAY, acompañando y complementando las inversiones del Grupo para consolidar la fabricación de carbonato y evitar la deslocalización de inversiones y producciones.

El Sindicato USO reclama del Gobierno de Cantabria y de SOLVAY-Torrelavega la necesidad de ser más proactivos en favor de las inversiones que la planta de Torrelavega necesita para consolidarla en una posición favorable frente a otras plantas del Grupo y el carbonato de Turquía. No actuar ahora con decisión, será tropezar en la misma piedra de la planta de Cloro con consecuencias nada deseadas.

0 1945

La empresa deberá readmitir a un sindicalista despedido por vulnerar sus derechos fundamentales

 La sentencia condena a la empresa a indemnizar con 9.000 euros  por los  daños sufridos

 El Juzgado de lo Social Nº5 de Santander  ha declarado nulo el despido del sindicalista de GSW, Ismael Anievas ocurrido el pasado 15 de mayo tras repartir pasquines sindicales en la fábrica de Nueva Montaña. El titular del Juzgado, Magistrado D. Ramón Gimeno Lahoz, ha dictado una dura sentencia en la que condena a la empresa a la inmediata readmisión del trabajador, abono de los salarios dejados de percibir y una indemnización de 9.000 euros “para la reparación integra y contribuir a prevenir el daño”.

El magistrado, en una extensa y demoledora sentencia, llega a afirmar que GSW  “no quería bajo ningún concepto la aparición de USO en la planta de Santander” para ello “avisó primero y sancionó después, de manera que no hubiera dudas: de forma inmediata y despidiendo al delegado sindical también”. Gimeno Lahoz califica de “voluntad represiva” la actuación empresarial y que lo que pretendía con el despido fulminante del sindicalista era “un aviso a navegantes” para evitar la constitución del sindicato. La sentencia puede ser recurrida en un plazo de 5 días.

Mercedes Martínez. Secretaria General USO Cantabria

La contundente sentencia que hoy presentamos a la opinión pública no es en absoluto una sorpresa para este sindicato. La gravedad de los hechos que acaecieron el pasado 15 de mayo en la planta cántabra de GSW hizo saltar las alarmas de este sindicato. El ataque a los derechos fundamentales fue de tal magnitud que pensamos que sólo con poner los datos en conocimiento del Gobierno de Cantabria y del Parlamento iba a ser suficiente para evitar acudir a la vía jurisdiccional.  Pero no fue así. La secretaria general de USO Cantabria, se puso en contacto con la Vicepresidenta de Cantabria, y en aquel momento, líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE),  Eva Díaz Tezanos, a quien informamos de los despidos, de sus causas y recordándole que, sólo 1 mes antes, esta empresa había recibido un aval del propio Gobierno de 15,5 millones de euros para circulantes, es decir, para obtener liquidez. La vicepresidenta miró para otro lado.

Este sindicato visitó uno a uno los grupos políticos de la oposición en el Parlamento de Cantabria. Se les facilitó un dosier completo con pruebas irrefutables del atentado a los derechos fundamentales en una de las empresas más importantes de Cantabria, que se había financiado a través de los cántabros. Tanto Podemos como Partido Popular y Ciudadanos miraron para otro lado. También se pidió a las organizaciones sindicales CC.OO y UGT y SCAM (Sindicato Cántabro de Asalariados del Metal) apoyo para detener esta  salvaje actuación empresarial, que por un lado tenía como efecto inmediato dejar sin trabajo a dos familias, y por el otro aterrorizar a 650 trabajadores con una “voluntad empresarial represiva”, como consta en la sentencia. Estos sindicatos miraron para otro lado. Ellos sabrán a qué intereses responden.

Esta situación nos hace llegar a la conclusión de que algo grave falla en Cantabria. Ni el Ejecutivo ni el Legislativo autonómico, aun teniendo conocimiento detallado y expreso de la situación ocurrida semanas después de inyectar 15,5 millones de euros de dinero público, han movido un solo dedo para defender uno de los derechos fundamentales en que se asienta nuestra democracia. Miran para otro lado

Asistimos, una vez más, al chantaje de las grandes empresas, ávidas de recursos públicos, pero que campan a sus anchas porque nuestra clase política es torpe, pusilánime y fatua. Estos hechos ponen de manifiesto el paso atrás dado en nuestra autonomía, en nuestras instituciones, y es por ello que debe tener responsabilidades concretas e inmediatas. USO pide a la Vicepresidenta del Gobierno, Eva Díaz Tezanos, que asuma las responsabilidades políticas por su negligente actuación.

Pedro Ayllón. Secretario general estatal Industria USO

Para la Federación de Industria de USO (FI-USO) esta sentencia viene a ratificar las denuncias de vulneración de derechos fundamentales, como es el derecho a sindicarse libremente, que tanto en Barcelona como en Cantabria el grupo CELSA está transgrediendo.

Se mire por donde se mire es intolerable que en pleno S. XXI, por un lado haya grupos de empresas como CELSA que lleven a cabo este tipo de políticas antisindicales y por otro, que instituciones como la del Gobierno cántabro miren para otro lado cuando se recurre a él.

Por suerte el Poder Judicial, en su primera instancia en Cantabria, ha emitido una sentencia taxativa, que no deja lugar a dudas: declara “que la actuación de la empresa despidiendo al trabajador, constituye una vulneración del derecho fundamental a la libertad sindical”.

Una vez conocidos, demostrados y sentenciados estos hechos, desde  FI-USO exigimos al Grupo CELSA, que finalice de manera inmediata su política antisindical, esto es, que deje de perseguir, de acosar y de coaccionar a los representantes de USO, ya sean  afiliados o delegados. Es evidente que existe una estrategia del Grupo CELSA para eliminar la representatividad de USO.

Por ello entendemos,  que es fundamental que el Grupo CELSA, cese inmediatamente a la responsable de los despidos: Rosa María Castrillo Fernández, actual directora de RR.HH., exdirectora general de Empleo de Cantabria e  inspectora de Trabajo entre los años 2004 y 2011. Difícilmente podrá volver a la carrera funcionarial después de esta sentencia.

También queremos apelar a que el Gobierno de Cantabria asuma su responsabilidad, vele por los intereses de todos los cántabros y fiscalice el dinero con el que se financia a las empresas con los impuestos de los ciudadanos.

Por otro lado, queremos agradecer el apoyo internacional recibido de IndustriALL Europe Trade Unión, en la persona de su secretario general, Luc Triangle, que en aquellos momentos expresó su “honda preocupación por los hechos que estaban  sucediendo en el grupo CELSA, tras los despidos de dos trabajadores como consecuencia directa de ejercer funciones sindicales”.

Para  finalizar, deseo felicitar al  trabajador readmitido, Ismael Anievas, solidarizándome con él y su familia por el calvario por el que han atravesado durante estos meses en los que ha estado despedido.

Asimismo, también es una buena noticia para la plantilla de GSW que necesita una alternativa sindical nueva, sin hipotecas, que defienda de una manera honesta los derechos de los trabajadores.

Quedamos a la espera de la pronta resolución judicial del delegado sindical David Cipitria, también despedido de GSW  por ejercer sus derechos sindicales.

USO Cantabria                                                                                                  Federación Industria Estatal USO

0 95

La Comisión Ejecutiva Confederal de la Unión Sindical Obrera (USO) hace público su posicionamiento de rechazo de la denominada declaración unilateral de independencia efectuada por el Presidente del Gobierno de Cataluña, por considerarla nula por ilegal, no pudiendo merecer nuestro reconocimiento ni política ni institucionalmente.

La CEC de la USO considera que, el anuncio hecho público por el Sr. Puigdemont, más allá de la táctica política de pedir al Parlamento de Cataluña la suspensión de la declaración de independencia para llamar “al diálogo y mediación”, vulnera de nuevo los pilares que sustentan la democracia, el modelo de convivencia y el Estado Social y de Derecho que nos es propio.

Como Sindicato Democrático, fruto también de nuestra lucha por las libertades, ratificamos, como establecen nuestros Estatutos Confederales y resoluciones congresuales, la asunción de la Constitución Española y los Estatutos de sus Comunidades Autónomas que de ella emanan como bases de nuestra legalidad y legitimidad democrática, y conminar por ello al restablecimiento de dicha legalidad, y con la misma, la necesaria convivencia democrática desde la que encauzar los conflictos políticos.

La USO igualmente manifiesta su defensa de la realidad diversa y plural de España y el desarrollo de la autonomía de sus CC.AA. como expresión democrática y constitucional de esa realidad, factor a su vez enriquecedor de la acción y organización sindical de la USO, compatibilizando los principios de unidad y solidaridad de clase, con la defensa de la realidad plural y diversa de la España democrática y autonómica.

La USO hace de nuevo un llamamiento al necesario diálogo político dentro de las normas que democráticamente nos hemos dotado, esperando y deseando su materialización en un acuerdo mayoritariamente aceptado, ante el cual, la USO apoyará y promoverá cualquier reforma estatutaria y/o constitucional en su caso, que, fruto del consenso, garantice la superación de las desigualdades, así como la solidaridad y la cohesión social e interterritorial entre las Comunidades Autónomas y pueblos de España.

Transmitir finalmente el apoyo y consideración a toda la afiliación de la USO y especialmente a la de nuestra organización de Cataluña, que sin duda están sufriendo con singular preocupación el desarrollo de los acontecimientos.

 

Madrid, 11 de octubre de 2017

 

0 64

Los salarios crecieron de media en 2015 un 0,7%, una décima menos que en 2014. Por tanto, en el segundo año consecutivo en el que los salarios han experimentado un pequeño crecimiento -recordemos que de 2011 a 2013 los salarios descendieron el 1,5%, el 1,6% y el 0,3%-, este incremento se ralentizó en 2015. Teniendo en cuenta que el PIB creció un 3,4% más que en 2014, desde USO denunciamos que el crecimiento de nuestra economía no está revirtiendo en los trabajadores y trabajadoras ni en sus salarios.

Según los datos del Índice de Precios del Trabajo, publicados por el Instituto Nacional de Estadística, los mayores aumentos se dieron en Educación (6,2%), Actividades inmobiliarias y Administración Pública y Defensa y Seguridad Social Obligatoria, un 3,2% en cada una de ellas. Los mayores descensos fueron en Hostelería (-5,7), Industrias extractivas (-2,6%) y otros Servicios (-1,2%).

En cuanto al tipo de contratos, los salarios de trabajadores con contratos temporales subieron un 1,4% frente al 0,5% que se incrementaron los trabajadores indefinidos. En este mismo sentido, teniendo en cuenta la antigüedad en la empresa, los salarios de los empleados con menos de un año de antigüedad bajaron un 5,9%. Los nuevos empleados tienen salarios más bajos.

Según el tamaño del centro de trabajo, el mayor incremento tuvo lugar en los centros de 50 a 199 trabajadores (1,1%), mientras que en los centros más pequeños se incrementaron los sueldos en un 0,2% y en los de 200 o más trabajadores, un 0,8%.

Por sexo, la tasa de variación anual fue del 0,4% para los hombres y del 1% para las mujeres. Los empleados menores de 25 años percibieron salarios que descendieron un 0,3%. En el resto de franjas de edad, se experimentaron subidas desde el 0,5% en el grupo de 55 y más años; del 0,9% en los trabajadores con edades comprendidas entre los 45 y 54 años, y del 1% en la franja de edad de 35 a 44 años. Los salarios de empleados de 25 a 34 años no experimentaron ninguna subida.

La Ministra de Empleo, Fátima Báñez, afirmó en una comparecencia en enero de 2015 que 2014 había sido el año de la recuperación del empleo en España y que esperaba que 2015 fuera el de la recuperación y el del impulso definitivo al empleo de calidad. De nuevo la realidad y el resultado de sus propias políticas le quitan la razón y, a pesar del afán propagandístico del gobierno, los datos certifican que el empleo que se crea es empleo basura, precario, inestable y con salarios más bajos.

Esta creación de empleo de usar y tirar junto con la devaluación salarial crónica que llevamos sufriendo en los últimos años han generado aún más desigualdad entre los trabajadores, ya que los nuevos empleados, los más jóvenes y los trabajadores de PYMES tienen salarios más bajos. Esta situación solo genera más pobreza y desigualdad.

0 117
Mercedes Martínez, Miriam Pinto y Lorenzo de la Peña

El sindicato USO ha sido invitado a la presentación en Cantabria del Libro Blanco de los empresarios titulado La educación importa. Durante el acto, desarrollado en la sede de los CEOE  en Santander, y que estuvo presentado por su presidente, Lorenzo Vidal de la Peña, se analizó los desafíos y oportunidades de la educación en España, también en su contexto europeo.

El contenido del estudio corrió a cargo de Miriam Pinto, técnico del departamento de Relaciones Laborales de CEOE estatal, que analizó los vínculos entre educación y empresa y de impulsar el protagonismo del empresariado en la gobernanza ejecutiva de la formación, como una de las 10 propuestas clave contenidas en la obra.

Serían cinco los déficits más importantes del sistema educativo español: la mediocridad de los resultados, la ineficiencia del gasto, la brecha entre formación y empleo, la lentitud de la respuesta política y las deficiencias de los marcos normativos.

Con respecto al primero de estos déficits, el estudio indica que, cuando se someten los resultados en educación a la prueba del contraste internacional o a las tendencias a lo largo de periodos suficientemente extensos, se aprecian carencias notables, que suponen frenos para el progreso económico y social de nuestro país.

Otras propuestas importantes son: promover un acuerdo social y político que comparta una visión y asegure un rumbo efectivo para el sistema educativo; establecer un nuevo currículo para un tiempo nuevo; promover la innovación, el emprendimiento y el empleo de las tecnologías; hacer de la docencia una profesión robusta o consolidar la libertad de enseñanza.

Mercedes Martínez, secretaria general de USO Cantabria, inició un debate amplio e interesante en el cual participaron rectores  de universidades pública y privada, representantes de grupos parlamentarios así como de la Administración autonómica. Todos ellos concluyeron como importante conseguir un pacto educativo  de Estado que dé respuesta a los grandes cambios que se precipitan en el ámbito tecnológico.

0 126

El sindicato USO ha conseguido alzarse con la mayoría absoluta en las elecciones sindicales en la empresa Randstad  Proyerct Services  Cantabria  celebradas  ayer. El comité de empresa, compuesto por 5 miembros,  queda formado por 4 delegados de USO y 1 de CC.OO. El anterior órgano de representación de los trabajadores estaba formado por 3 delegados de CC.OO y 2 UGT. Por tanto, en la primera ocasión que el sindicato USO presenta  candidatura en esta empresa de servicios ha obtenido el apoyo masivo de los trabajadores.

Por otro lado, USO ha sido el sindicato más votado en la empresa de seguridad Servicios Securitas en las elecciones sindicales también  llevadas a cabo ayer. USO  ha aumentado el apoyo electoral y pasa de 1 a 2 delegados. El segundo sindicato tras el recuento de votos resultó ser  CSIF que obtiene también 2 delegados y el tercero UGT con 1 delegado.