La Caja de Resistencia de USO protege a un delegado de la represión sindical en la empresa Ferrovial

0
337

 

La Caja de Resistencia y Solidaridad (CRS) de USO ha vuelto a proteger la libertad sindical. Carlos Santamaría de la Mata, delegado de USO en Ferrovial-Valdecilla, ha recibido de manos de la secretaria general de USO Cantabria, Mercedes M. Zubimendi, un cheque por el valor integro de los 16 días de empleo  y sueldo que fue sancionado por la dirección de la empresa.  Zubimendi  estuvo acompañada por el responsable de la Federación de Servicios  en Cantabria, Gustavo Peña.

Santamaría fue expedientado por falta muy grave al romper un cristal de una puerta del Hospital Marqués de Valdecilla en Santander cuando empujaba un carro de grandes dimensiones mientras desarrollaba labores propias de su cometido. Estos hechos se sucedieron escasos días después de que Santamaría protagonizara, junto con otros delegados del sindicato, una serie de  movilizaciones sindicales con objeto de recuperar derechos de los trabajadores. Además, Santamaría había suscrito varias  demandas sobre conflictos colectivos contra Ferrovial-Valdecilla. Varios de estas demandas cuentan a día de hoy sentencias judiciales favorables.

La sanción, que contiene un indisimulado efecto de revanchismo y supone un atentado contra la libertad sindical,  se encuentra recurrida ante la jurisdicción social y cuya vista está prevista se celebre el próximo mes de noviembre.

La CRS, además de servir como instrumento necesario para asegurar la defensa de los trabajadores y trabajadoras en caso de huelga,  es una herramienta imprescindible para proteger a nuestros delegados y delegadas en su difícil tarea de defender los derechos de los trabajadores.