Una región dependiente del “Hombre del tiempo”

49

El empleo de las regiones  dependientes  del turismo muestra su mejor cara en las épocas vacacionales. En marzo, Cantabria, miembro de ese club, se ha comportado como se esperaba y el efecto gaseosa  parece desbordar las contrataciones. Y ya se sabe que los nuevos empleos suscritos en estas fechas  acaba como el nazareno, en la Cruz.

Dejarse llevar por la efervescencia del empleo efímero y estacional no soluciona el problema de una región cada vez más  dependiente del  atino  del “Hombre del tiempo” y de la rosa de los vientos.

Aun así, cabe destacar dos hechos  positivos para el empleo en nuestra región. Uno de ellos es que  Cantabria ha aumentado 2 puntos la contratación indefinida durante el último año y otro que la construcción mantiene una línea sostenida de la recuperación del empleo. En el otro lado de la balanza se sitúa el  desempleo en la industria. Este sector lleva 7 meses consecutivos de destrucción de empleo y parece frenar las expectativas de recuperación. Las consecuencias de la reducción del impacto del sector industrial en el PIB son serias y ello debe llevar a la reflexión de la Administración regional. La presentación de un plan estratégico industrial llevado a cabo en tres meses, sin participación de los empresarios ni agentes sociales y con un horizonte del  2030, más bien parece una de las ocurrencias con fines propagandísticos  a las que nos tiene acostumbrados el Gobierno de Revilla.

LOS DATOS

Los últimos datos publicados por el SEPE de paro registrado en Cantabria muestran un descenso del paro registrado del 9,42% interanual, alcanzando la cifra de 40.229 personas en el mes de marzo de 2018.

Con respecto a febrero de este mismo año, el paro registrado en Cantabria disminuyó en 1.732 personas en marzo, lo que en términos relativos representa una disminución del 4,13%.

En el conjunto de España el paro registrado disminuyó un 7,56% interanual y un 1,37% mensualmente, situándose el número de parados en 3.422.551.

EL MAYOR DESCENSO SE PRODUCE EN EL PARO DE LOS VARONES MENORES DE 25 AÑOS

El paro masculino en marzo disminuyó en 2.396 hombres respecto al mismo mes del año anterior mientras que el paro femenino lo hizo en 1.787 mujeres, lo que en términos relativos supone un descenso de un 11,57% en el paro masculino y un 7,54% en el femenino.

El mayor descenso del número de parados se dio en los varones menores de 25 años, con una reducción de un 15,55%, colectivo que supone un 3,74% del total de parados.

Según la distribución del paro registrado por sectores económicos, en el mes de marzo el mayor porcentaje de los parados se encuentra en el sector servicios (73,49%), seguido de la construcción (8,85%), el colectivo sin empleo anterior (8,14%), la industria (7,85%) y la agricultura (1,66%).

En términos relativos, considerando la evolución interanual del paro en Cantabria se producen caídas en todos los sectores, siendo éstas del 20,64% en la construcción, del 9,61% en la industria, del 9,43% en el colectivo sin empleo anterior, del 8,73% en la agricultura y del 7,84% en los servicios.