Cantur contrata a una empresa de seguridad “pirata” para  Cabárceno

75
JAVIER CARRION MALO, DIRECTOR DE CANTUR.

FTSP-USO denuncia que carece de los recursos mínimos para garantizar la seguridad de los visitantes durante la Semana Santa

La dirección de Cantur, sociedad pública dependiente del Gobierno cántabro, ha contratado el refuerzo de seguridad en el Parque de la Naturaleza de Cabárceno durante la Semana Santa a una empresa de bajo costo, denominadas “piratas” por sus incumplimientos y su bajo nivel profesional.

La vigilancia del Parque de Cabárceno la realiza la empresa de seguridad  Securitas Seguridad España S.A, adjudicataria del último concurso público del Gobierno de Cantabria. Esta empresa realiza la vigilancia y seguridad de todas las instalaciones del Gobierno de Cantabria con un total de 150 vigilantes de seguridad. De ellos, 9 vigilantes armados se encargan de la seguridad de las personas y de los bienes del Parque de Cabárceno. Estos vigilantes de seguridad están realizando de forma permanente cursos de formación en materias de primera necesidad, como puede ser la utilización de desfibriladores para prevenir y atender urgencias de primera necesidad, así como estar en posesión de licencias de arma larga para prevenir cualquier incidencia con los animales que están en cautividad.

Ante la previsible llegada masiva de visitantes al Parque durante la Semana Santa, la dirección del Cantur ha decidido contratar a otra empresa para refuerzos. Dicha empresa es CMM Seguridad,  radicada en Murcia y carece de domicilio social en Cantabria. Esta empresa adolece de los recursos mínimos imprescindibles para la atención y control de los visitantes al Parque, que se espera aumente su afluencia con relación al pasado año. El nuevo personal desconoce las instalaciones, sus riesgos, salidas de emergencia para evacuar los vehículos y las personas. Para FTSP-USO, esto pone en riesgo a visitantes y trabajadores del Parque.

Así todo, la Ley de Seguridad Privada, publicada  en 2014 y todavía sin reglamentación, debe de impedir que dos empresas de seguridad trabajen en el mismo servicio, compartiendo unas funciones que están limitadas a la empresa adjudicataria del Acuerdo Marco.

El Gobierno de Cantabria responsable de este incumplimiento legal debe de solucionar esta sinrazón llevada a cabo por la  dirección de Cantur con el único fin de ahorro económico. Para FTSP-USO, el Gobierno es responsable de cualquier incidencia que pueda ocurrir por ineficacia del servicio de seguridad y que debido a la afluencia de visitantes puede ser de carácter grave. FTSP-USO, acusa al Gobierno cántabro de utilizar un doble mensaje con respecto a la inestabilidad laboral. Dice combatirla pero en realidad se comporta como un generador más de la precarización del empleo en Cantabria.