Cantabria se estanca

114
Juan José Sota. Consejero de Economía y Hacienda del Gobierno de Cantabria

Cantabria se estanca. Los datos del SEPE del mes de enero corroboran que nuestra región tiene un problema grave con su economía. No sólo ha sido la peor autonomía en términos de generación de empleo el año 2017 si no que tiene todas las papeletas de ser  la que menos crezca durante este año. Liderar la destrucción de empleo en enero  en el ranking nacional no es una cuestión coyuntural.

Al igual que la cura para los adictos pasa por reconocer  de manera indefectible su problema, es necesario que este Gobierno deje de dar escusa de mal pagador y reconozca que tiene serias dificultades para revertir  esta situación. Resulta hiriente observar  al ineficaz consejero Sota  sus vanos  intentos de blanquear la oscura realidad y al presidente regional, Miguel Ángel Revilla, mostrarse ajeno del rumbo que toma la autonomía.

Lo que los cántabros quieren oír de su Gobierno es un diagnóstico de por qué el sector primario está en caída libre, el sector servicios le corroe la precariedad y la industria, que ha dejado de ser el motor de la economía regional, tiene serias dificultades para adaptarse a los competitivo  mercados entre otros males por la inexistencia de un plan energético.

Para USO, las soluciones  a estos problemas vienen por asumir los problemas y  desde la unidad política y social llevar a cabo las reformas necesarias para sacar a Cantabria de este estancamiento.

Los datos

Los últimos datos publicados por el SEPE de paro registrado en Cantabria muestran que con respecto a diciembre del 2017, el paro registrado en Cantabria aumentó en 2.556 personas en enero, lo que en términos relativos representa un aumento del 6,64%. En el conjunto de España el paro registrado disminuyó un 7,54% interanual y aumentó un 1,87% mensualmente, situándose el número de parados en 3.476.528.

El paro masculino en enero disminuyó en 3.027 hombres respecto al mismo mes del año anterior mientras que el paro femenino lo hizo en 1.667 mujeres, lo que en términos relativos supone un descenso de un 13,98% en el paro masculino y un 6,92% en el femenino.

El mayor descenso del número de parados se dio en los hombres menores de 25 años, con una reducción de un 17,47%, colectivo que supone un 3,52% del total de parados.

Según la distribución del paro registrado por sectores económicos, en el mes de enero el mayor porcentaje de los parados se encuentra en el sector servicios (74,12%), seguido de la construcción (8,96%), el colectivo sin empleo anterior (7,59%), la industria (7,55%) y la agricultura (1,78%).

En términos relativos, considerando la evolución interanual del paro en Cantabria se producen caídas en todos los sectores, siendo éstas del 21,38% en la construcción, del 15,18% en la industria, del 9,08% en la agricultura, del 8,43% en el colectivo sin empleo anterior y del 8,37% en los servicios.