El balance del desempleo de 2016 deja muchas dudas sobre la recuperación económica de Cantabria.

0
568

El balance anual del año 2016 en términos de empleo, una vez cerrado el mes de diciembre, ratifica que la economía de Cantabria se va asimilando paulatinamente a las regiones dependientes del turismo estacional y deja de comportarse como una región de impronta industrial. Diciembre, aún con el tirón navideño, no ha servido para crear empleo, a diferencia del conjunto del país.

La foto finish del empleo del año 2016, con un una reducción del 11% del paro, puede llevar a conclusiones erróneas en términos de análisis de recuperación económica. Según los datos aportados por la Seguridad Social, el 35%, uno de cada tres nuevos afiliados en el año 2016, corresponde a empleo público y al sector de la educación, este último aglutina un 25,87% del empleo neto creado, en su mayor parte contratación ligada a interinidades en la educación pública, obviamente empleo precario y con un altísimo índice de rotación. Sectores productivos como la industria manufacturera solo protagonizó  el 17% de los nuevos contratos y el sector de la construcción permaneció casi invariable.

El aumento de la dependencia de la economía del turismo estacional y el  incremento del empleo público, mucho de ello precario, nos acerca a modelos económicos de regiones del sur – con las diferencias evidentes de la climatología y de que en Cantabria está casi desaparecido el sector primario- que aun siendo discutible, hace inviable su implantación.

Para USO, es evidente que con estos datos existen muchas dudas sobre la recuperación económica de Cantabria y no cabe la autocomplacencia y se crea  la necesidad de hacer una profunda reflexión de  hacia dónde debemos redirigir la región.

Datos de desempleo

Los últimos datos registrados en Cantabria muestran un descenso del paro registrado del 11,00% interanual, alcanzando la cifra de 44.019 personas en el mes de diciembre de 2016.

Con respecto a noviembre de 2016, el paro registrado en Cantabria aumentó en 699 personas en diciembre, lo que en términos relativos representa un aumento del 1,61%.

En el conjunto de España el paro registrado disminuyó un 9,54% interanual y mensualmente un 2,29%, situándose el número de parados en 3.702.974.

El mayor descenso se produce en el paro de los hombres menores de 25 años.

El paro masculino en diciembre disminuyó en 3.719 hombres respecto al mismo mes del año anterior mientras que el paro femenino lo hizo en 1.724 mujeres, lo que en términos relativos supone un descenso de un 15,01% en el paro masculino y un 6,99% en el femenino.

El mayor descenso del número de parados se dio en los hombres menores de 25 años, con una reducción de un 19,22%, colectivo que supone un 3,75% del total de parados.

El paro disminuyó en todos los sectores menos en la agricultura

Según la distribución del paro registrado por sectores económicos, en el mes de diciembre el mayor porcentaje de los parados se encuentra en el sector servicios (72,10%), seguido de la construcción (10,40%), la industria (8,09%), el colectivo sin empleo anterior (7,57%) y la agricultura (1,84%).

En términos relativos, considerando la evolución interanual del paro en Cantabria se producen caídas del 22,77% en la construcción, del 16,27% en la industria, del 13,35% en el colectivo sin empleo anterior y del 8,49% en el sector servicios. Sin embargo, en la agricultura aumenta un 7,29%.