USO se concentra en defensa de la industria del acero y de...

USO se concentra en defensa de la industria del acero y de una tarifa energética competitiva

 

Varias empresas emblemáticas de Cantabria y miles de trabajadores ven amenazados su futuro por estas causas

Cuadros y afiliados de la Federación de Industria de USO se han concentrado hoy ante la Delegación del  Gobierno en Cantabria  en defensa del sector del acero y de un sistema energético que permita a los centros industriales españoles competir en el mercado europeo en plano de igualdad en coste energético.

La concentración ha sido convocada en toda Europa por la IndustriALL Europe, teniendo como principal reivindicación frenar el “dumping” del acero chino que está actualmente destrozando el sector  europeo, entre ellos  la  industria de alta tecnología, tales como la automoción, la electrónica y las energías renovables.

 En España, el problema se agrava ya que al impacto de la competencia china en acero se une un precio de la energía excesivamente caro  y ello  está provocando disminución de la capacidad productiva, cierres de plantas y despidos. En Cantabria,  el efecto se está dejando notar de manera sensible y afecta a varias de nuestras industrias de referencia, entre ella  GSW del Grupo CELSA, que hoy mismo se ha conocido el posible cierre de la planta vizcaína de Nervacero y despidos en el Grupo para hacer viable su futuro. Sidenor y Ferroatlántica, empresas de gran consumo eléctrico,  están también afectadas directamente por  la crisis en el sector.

Durante el transcurso de la concentración, dirigentes de Industria de USO registraron en la Delegación de Gobierno una carta dirigida al Ministro de Industria y Energía que contenía varias reivindicaciones, entre ellas:

No al Dumping, sí al Comercio Justo: El acero es un producto de gran relevancia para la economía global y debe ser objeto de comercio a un precio justo sin distorsiones garantizando una igualdad de condiciones de producción y comercio internacional.

Por instrumentos de defensa comerciales eficaces: La industria europea y en concreto la industria del acero, debe ser protegida de productos que son producidos por empresas que no respetan los principios de justa competencia, convenios internacionales de la OIT y no tienen en cuenta las normas ambientales o sociales.

Aumento de la capacidad del sector del acero europeo: Hay que frenar la continua reducción del tamaño y de las capacidades del acero en Europa. Hay que modernizarlo para ser más competitivos y para ello se necesita un menor costo energético.

Reducción del coste de generación y tarifa eléctrica: Consolidar un sistema energético, económico y medioambientalmente sostenible que garantice seguridad jurídica y estabilidad al sistema; para incentivar las inversiones empresariales necesarias para disponer de un tejido industrial competitivo

Energía accesible y estable: Para la industria española, el acceso a la energía (electricidad y gas) y unos costes estables, son claves para la competitividad de las empresas y para que éstas puedan programar con certeza y seguridad jurídica las inversiones en tecnologías para modernizar y hacerlas más competitivas y rentables.

En este sentido, desde la FI-USO se defendió el impulso de un “plan renove” de las instalaciones de cogeneración y residuos que contribuyan a la reindustrialización española con eficiencia, mediante la renovación de la mayoría del parque de cogeneración (con una media superior de 15 años) para ganar competitividad, eficiencia y un desarrollo sostenible. Y todo ello a través de la inversión de las industrias de 1.500 millones de euros en cuatro años.

 

NO HAY COMENTARIOS

Deja tu comentario