USO gana en el Juzgado la improcedencia de los despidos de eventuales en Altadis

965

Ha sido el  único sindicato del comité que defendió sus derechos

Altadis pierde la demanda presentada por USO sobre la improcedencia de los despidos a trabajadores eventuales que venían prestando sus servicios en la empresa desde 2009.

Así lo desprende la reciente sentencia de 30 de septiembre que dictó el Juzgado de lo Social Nº6 de Santander.  En la sentencia se reconoce el uso fraudulento de los contratos de trabajo por parte de la empresa Altadis, antigua Tabacalera, que tiene su fábrica afincada en el polígono industrial de El Bosque en Entrambasaguas.

Los más de 40 trabajadores afectados por esta práctica habitual en la empresa de utilizar contratos eventuales para enmascarar una falta de personal, comenzaron a movilizarse el pasado mes de marzo, manteniendo reuniones con cargos del Gobierno regional como el director general de Industria y la directora general de trabajo.  En ambos casos los intentos fueron en vano, debido a la nula ayuda recibida y a que el Comité de Empresa tampoco intercedió en favor de estos 40 trabajadores eventuales. Todo ello  hizo que su única posibilidad fuera acudir a la Justicia.

Desde USO nos sentimos satisfechos  de haber sido participes en la consecución de la sentencia que reconoce la improcedencia de los despidos, demostrando el abuso de la eventualidad que la empresa ha practicado. Trabajaremos para que Altadis entre en razón y readmita a todos los trabajadores  reconociendo la improcedencia del despido.  Pero no podemos olvidar que es  ahora la empresa la que puede decidir si readmite a estos trabajadores o por si el contrario los indemniza. Del primer contacto mantenido con la Dirección de la Fábrica se desprende que tienen la clara intención de indemnizarles para acabar con su relación laboral con Altadis.

 Los eventuales de Altadis también presentaron otra demanda con relación a la diferencia salarial percibida durante la duración de sus contratos ya que fueron contratados como ayudantes e hicieron trabajos de oficiales, hecho también probado en la citada sentencia.