USO exige al Gobierno cántabro crear una mesa en defensa de la industria electro intensiva

508

El sindicato USO  ha exigido al Gobierno cántabro la constitución de una mesa en defensa de las empresas electro intensivas y constituir un grupo en el ámbito de la Cornisa Cantábrica. Para ello ha enviado una carta al consejero de Industria Francisco Martín en la que se le informa que «el Gobierno vasco ya ha tomado la iniciativa con la creación de la Mesa del Acero, en la que participamos como organización, con una actuación dirigida a lograr una tarifa energética común en Europa y después de que Bruselas se haya manifestando en contra del ‘dumping’ de los productos chinos». José Vía Iglesias, secretario estatal de Acción Sindical de la Federación de Industria de USO (FI-USO) propone que Cantabria se una al País Vasco y Asturias para negociar con el Gobierno central.

FI-USO comparte y defiende la necesidad de abaratar el coste de la tarifa energética para las empresas electro intensivas hasta el nivel medio del coste en la UE, eliminando así el diferencial, que es superior al 30% en España.

El sindicato, en línea con lo ya aprobado en el País Vasco, propone un adelanto urgente de la interconexión eléctrica España-UE; la reducción drástica de los costes regulados de la tarifa eléctrica; la eliminación del 7% del impuesto eléctrico (IEE) para la industria electro intensiva y la exención fiscal en la tarifa eléctrica de las empresas grandes consumidoras de energía; la modificación del sistema de interrumpibilidad para favorecer la seguridad jurídica, la predicción de costes y las inversiones para mayor eficiencia. Se pide también establecer una política industrial competitiva en costes energéticos comparables de la media de la UE; ampliar los períodos de las subastas hasta cuatro años con posibilidad de una prórroga máxima de dos años más así como el incremento de la oferta con bloques de un 1 megawatio.

La industria electro intensiva de Cantabria, que es aquella que para producir precisa un gran consumo de energía eléctrica, está viviendo desde hace tiempo momentos complicados porque tiene que competir en el mercado mundial con industrias que soportan menores costes energéticos. China parece el principal enemigo, pero hay otros países, incluso dentro de la Unión Europea, con menores costes.

Global Steel, Ferroatlántica y Gerdau, que son las tres principales consumidoras en Cantabria, ya han planteado sus problemas al Gobierno Regional. De momento, se ha creado una Mesa de la Industria y la Energía, dentro del ámbito de la concertación social en  la que el sindicato USO está ausente.