Hoy se ha celebrado una  nueva  movilización-concentración frente  a  la  portería  de  la  fábrica  de  13,00  a  14,00  horas. Más de 250 trabajadores del complejo industrial de Solvay de Torrelavega se han concentrado convocados por el sindicado USO, para reclamar a la multinacional “más inversiones y nuevas producciones” que permitan asegurar el empleo. Y es que uno de los objetivos de esta acción, la segunda que se realiza, era defender el trabajo “de todos” así como el “futuro industrial” del complejo.

José Vía Iglesias, representante de la Federación de Industria de USO y portavoz del sindicado en la planta de Barreda ha acusado a Solvay de “destruir” 144 empleos (entre directos, contratas e inducidos) con su decisión de “no invertir” en el cambio de tecnología de mercurio a membranas, con lo que “abandona” la fabricación de productos clorados y derivados.

En este sentido, ha asegurado que, de confirmarse la venta de la fabricación de cloro, “se sentará un grave precedente que amenazará el futuro de todo el empleo de Solvay”, ya que un estudio de la UC estima que “por cada empleo directo” que se destruya en la fábrica “se pierden 3,6 empleo”. Además, ha valorado que con el abandono de la producción de productos clorados Solvay demuestra que “no le importa el empleo ni la economía de Torrelavega”, a pesar de que explota las reservas naturales de sal y piedra caliza, “dejando la contaminación ambiental y marina con sus residuos”.

Vía Iglesias ha insistido en que la producción y el mercado de cloro “es rentable” si se realiza por el procedimiento de membranas, tal y como “confirman los propios estudios de Solvay”. Por ello, ha lamentado que las “nuevas prioridades” de la empresa se centren en producir resinas sintéticas y de materiales especiales para la automoción y la aeronáutica, abandonando la producción de clorados, lo que destruirá más de 140 empleos en Torrelavega.

El portavoz de FI-USO ha recordado que el cese de la producción de clorados haría que el complejo de Barreda “quede pequeño en empleo, con unas 350 personas”, por lo que el sindicato ha convocado una nueva concentración para el próximo 18 de diciembre. También, ha adelantado que esa semana habrá “una visita importante a Torrelavega” y que no descarta realizar “acciones sorpresa” o “convocar paros”.