Trabajadores de TAF piden la implicación del consejero de Industria para evitar el despido de la plantilla.

656

Los sindicatos le recuerdan al consejero que no necesitan dinero público si no voluntad política paro no ser victimas de una operación de devaluación de mano de obra que les lleve al desempleo.

Medio centenar de Trabajadores de Tecnologías Auxiliares de Fundición (TAF), pertenecientes al Grupo Leanding Enterprises, cuyo presidente es el empresario de Los Corrales de Buelna, Emilio Alonso, se han concentrado esta mañana ante la Consejería de Industria, Innovación y Comercio del Gobierno de Cantabria en defensa de sus puestos de trabajo tras el anuncio de liquidación de la compañía. Mientras se desarrollaba la concentración, representantes de los trabajadores y de los sindicatos USO y CC.OO, mantenían una reunión con el consejero Francisco Martín. Acompañando a los representantes sindicales estuvieron presentes el alcalde de San Felices, González Linares y la alcaldesa de los Corrales de Buelna, Josefina González.

Durante el encuentro, que se prolongó durante más de una hora, los representantes sindicales solicitaron el apoyo del Gobierno cántabro para evitar la perdida de los puestos de trabajo tras el anuncio de los administradores concursales de TAF, inmersa en un concurso de acreedores,  de proceder a la liquidación de la compañía por desajustes económicos sin que exista la pérdida de actividad que recordemos mantiene con la firma Nissan mediante un contrato que concluye en 2017. La representación sindical solicitó la implicación gubernamental con el objetivo de que se detenga la sangría de puestos de trabajo en las empresas auxiliares de las grandes firmas del Valle de Buelna, cuyo único objetivo es precarizar y abaratar la mano de obra despreciando a los trabajadores que han venido desempeñando durante décadas esas funciones.

Francisco Martín se comprometió ha realizar las gestiones oportunas ante la empresa Nissan  para intentar evitar la pérdida los puestos de trabajo de TAF. Los sindicatos le recordaron a Martín, que los trabajadores de esta empresa no están pidiendo fondos públicos ni participaciones para mantener sus puestos de trabajo como otras empresas.  La reivindicación principal es que la devaluación del precio de mano de obra y por tanto, la contratación de nuevas empresas Low Cost  por parte de Nissan, no lleve parejo enviar al desempleo a varias decenas de trabajadores veteranos con edades de difícil reinserción laboral.

Desde la representación sindical, se hizo un llamamiento a los alcaldes del Valle de Buelna, presentes en la reunión, para que hagan lo posible para evitar esta situación de continuo  sangrado de la calidad de vida en sus respectivos municipios. Los alcaldes se comprometieron a acompañar a los trabajadores en esta lucha por el mantenimiento de sus puestos de trabajo.

En los próximos días, la representación sindical, junto con los referidos alcaldes,  intentarán mantener una reunión con la dirección de la empresa Nissan para conocer de primera mano las intenciones de la multinacional nipona.